Cómo mejorar tu impresión

    NextPrevious

    Cómo mejorar tu impresión

    Aprende a optimizar la imagen gráfica de tus trabajos aquí¿Te ha pasado que envías un documento a la imprenta y resulta no ser lo que esperabas? ¿Los colores, las tipografías y el tamaño no son como los imaginaste? Muchos documentos impresos distan mucho en cómo se ven en pantalla a cómo se ven e papel, aunque los suministros para impresión son parte fundamental de las variaciones, existen otras variantes que puedes tomar en cuenta para que cada impresión sea tal como la planeaste.

     

    – Incluye 3 a 5 mm de sangrado en tu documento. Es uno de los errores más básicos cuando se trabaja un documento con imagen o colores en el fondo que llegan hasta los bordes. Con esos milímetros de precaución te aseguras de que sea un corte limpio.

    -Convierte los textos a vectores o incrusta las tipografías en el documento. Así evitas fuentes sorpresa en tu impresión.

    -Los colores deben estar en CMYK y no en RGB, evita variaciones en el resultado con este paso.

    -Si se trata de una tesis, manual o cualquier otro trabajo que deba pasar por la encuadernadora, deja entre 2.5 a 3.5 cm de margen en el lado por dónde quieras el cosido o anillado

    -¡Revisa! Parece un paso tonto, pero es mejor detectar los errores antes de invertir en la impresión. Recomendamos revisar los textos antes, durante y después del diseño. También debes estar atento con la resolución de las imágenes y la visibilidad de las capas.

     

     

     

     

     

     

    Comenta con Facebook

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    NextPrevious